Iniciar sesión
empatía
Categoría: Socioemocional
Tips para inculcar la empatía en nuestros hijos
Kapuyo

Te damos algunas recomendaciones para fomentar la empatía en tus hijos.

Es sabido que, cuando hablamos de empatía, lo primero en lo que pensamos es en “ponernos en los zapatos del otro” y esta aseveración es bastante correcta, aunque deberíamos agregar que entendemos de cierta manera que esos zapatos no son nuestros. Podemos imaginar solo un poco cómo puede sentirse la otra persona, pero no lo sabemos a ciencia cierta, ya que nosotros no lo estamos viviendo. Este apoyo y reflexión sobre el prójimo viene de experiencias y situaciones similares que hemos vivido. 

Entonces, ¿qué es la empatía? Es la capacidad de compartir los sentimientos del otro, de entender las emociones de los demás, de descifrarlas a través de su comunicación verbal y no verbal, siempre viéndolas desde un punto de apoyo y sin juzgar. Para lograr empatizar con el otro, es importante estar conscientes de nuestros sentimientos y emociones. Cuanto más nos conozcamos a nosotros mismos, mejor será nuestra conexión con los demás.

Una vez definido el concepto de empatía, debemos saber también que ésta es una herramienta social aprendida, lo que quiere decir que siempre necesitaremos del otro para adquirirla. Es una habilidad que resulta crucial para los padres a la hora de tratar con sus hijos y para los niños es vital para tener una actitud social positiva. Elías, Tobías y Friedlander comentan en su libro “Educar con inteligencia emocional”, que la capacidad de empatía vuelve a las personas emocionalmente mejor adaptadas, logrando con esto mayores posibilidades de éxito.

Porque sabemos que lo más importante son nuestros pequeños, compartiremos algunos tips para fomentar la empatía en los niños:

Tips para inculcar la empatía en nuestros hijos

1. Modela con empatía.

Ésta se aprende básicamente por imitación, por eso es tan importante practicarla. Para ser un adulto empático hay que ser consciente de las emociones propias y ajenas, así como reconocer cuándo se sienten las distintas emociones y gestionarlas de manera adecuada.

Puedes hacerte las siguientes preguntas: ¿hasta qué punto conozco mis propios sentimientos?, ¿cuánto conozco los sentimientos de mi familia?, ¿expreso correctamente mi empatía?, ¿soy capaz de comprender los puntos de vista de los demás?

2. Valora y respeta los sentimientos de tus hijos.

Esto les ayudará a desarrollar un autoconcepto fuerte y positivo.

3. Escucha más y habla menos.

Los niños aprenden con el ejemplo, por lo que si escuchamos a nuestros hijos sin emitir juicios o regaños y sin distracciones, como celulares o tabletas, con una postura de acompañamiento y gestos empáticos, los niños se sentirán escuchados y reconocidos, logrando poco a poco actuar de esa manera con los demás.

4. Ayúdalos a reconocer lo que están sintiendo.

Darle un nombre a cada una de las emociones fomenta que tus hijos identifiquen cómo se sienten, por lo tanto, cómo pueden sentirse los demás. Cuando les suceda algo parecido, les ayudará a ser más comprensivos y a relacionarse con los otros.

Esto se puede hacer incluso antes del lenguaje oral, busca decirle a tu bebé cómo se está sintiendo. Por ejemplo, si empieza a llorar porque se caen sus bloques, dile: “veo que te sientes frustrado y enojado porque se caen tus bloques”, háblale de los sentimientos aunque creas que no entiende. Aprender a reconocer nuestros sentimientos nos ayuda a ser empáticos con los demás.

5. Trabaja la empatía con personajes de libros y películas.

Las historias son excelentes oportunidades para trabajar las diferentes habilidades. Observa cómo reacciona tu hijo con las diferentes historias y pregunta por diferentes puntos de vista:  ¿cómo crees que se siente el personaje principal?, ¿cómo se sienten los demás personajes de la historia?, ¿qué personaje es más parecido a ti?, ¿qué hubieras sentido en su lugar?, ¿cómo se siente tu hijo durante el desarrollo de la historia? Platiquen qué hubieran hecho ustedes en esa situación y si les pareció correcto o incorrecto la decisión de los personajes.

6. Aprendan jugando.

El objetivo es que el niño reconozca sus sentimientos para después reconocerlos en otros y qué mejor manera de hacerlo que a través del juego. Dibujen las emociones, utilicen muñecos, tarjetas de emociones o cuentos especializados, estos recursos ayudarán a tu hijo a entender mejor cómo se siente y cómo pueden sentirse los demás.

7. Enséñale a cuidar su entorno.

A medida que los niños se involucren y participen en ciertas responsabilidades, se irá fomentando el cuidado, el bienestar y la empatía. Las actividades pueden ser ayudar a regar las plantas, alimentar a las mascotas, ayudar en los quehaceres de la casa o apoyar a sus hermanos.

8. Realicen una caja de la bondad.

La Dra. Michele Borba recomienda animar a los miembros de la familia a buscar actos de bondad en los demás. Siempre que se descubra alguno, lo deberá escribir o dibujar y depositar en una caja designada para eso. Leer las notas en alguna reunión ayuda a los niños a buscar lo positivo en los demás.

La empatía es indicador de éxito y bienestar futuro en los niños, así que, si buscas fomentarla en tus hijos, recuerda empezar contigo. Esta habilidad es como un músculo: entre más se practique, más fuerte será.

Kapuyo brinda acceso a información impartida por especialistas en diversos temas que proporcionan herramientas para la crianza y el desarrollo infantil a través de una plataforma digital.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Contenido relacionado